Hay que buscar, no esperar.

Todos tenemos propósitos, proyectos o metas, desafortunadamente nos hemos mal acostumbrado por diversos factores a esperar a que se den por si solos, en lugar de actuar para hacer que éstos se desarrollen y sobre todo que se realizan de la manera como los pensamos. Macrobio (Siglo IV) dijo: “Tras el vivir y el soñar, está lo que más importa: despertar”.

Despertar, parece tan fácil y lo es si nos lo proponemos, cuando actuamos se van abriendo caminos que nos van a guiar para llegar al objetivo trazado, sólo hay que saber escoger el correcto. Algunos serán muy tranquilos pero habrá momentos en que esos caminos están llenos de inconvenientes, los cuales tendremos que saber sortear para llegar a nuestra meta.

Muchas veces nosotros mismos somos los que nos ponemos las trabas, nos encerramos en lo que creemos que está bien, y cuando alguien nos dice que estamos mal en lugar de poner atención para analizar ambos puntos, defendemos nuestras ideas y métodos sin ver que estamos en un error. Sócrates (470 AC-399 AC) dijo: “La verdadera sabiduría está en reconocer la propia ignorancia”.

Claro que tampoco, vamos a desistir en nuestra lucha sólo porque alguien nos diga que no se puede o que el método que establecimos para lograrlo está erróneo. Al contrario, hay que aprender a buscar los puntos medios, encontrar los factores que nos ayuden para lograr nuestros objetivos y hacer que todos fluyan hacia el mismo lado.

Esto aplica en todos los ámbitos de nuestra vida, muchas veces nos quejamos del gobierno que tenemos, pero no llevamos a cabo acciones que generen un cambio, nos enfocamos en criticar pero sin actuar. En la escuela nos quejamos de que los profesores no enseñan, pero no nos preocupamos por estudiar el tema, en el ámbito laboral nos quejamos de las horas de trabajo y que es muy pesado, para eso hubieras estudiado algo que te gustaba en realidad,  para disfrutar de tu trabajo sin reproche alguno, y así hay infinidad de ejemplos.

El punto es claro, no sólo ponemos nuestras metas, también nos encargamos de poner las trabas para no realizarlas. Todo es cuestión de actitud (tal vez está muy trillado, pero es cierto), así que recuerden, para llegar a nuestras metas siempre será importante luchar por conseguirlas, no hay metas pequeñas y grandes, todas son importantes pues al sumarlas obtendremos un resultado vital: nuestra satisfacción.

Al final todo es cuestión de buscar, no de esperar.

F. Nietzsche (1844-1900): “Nadie puede construirse el puente sobre el cual hayas de pasar el río de la vida; nadie, a no ser tú.”

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: